lunes, 19 de febrero de 2018

Contexto, la necesaria adaptación al tema y al público

Replicar lo que ha funcionado en un proyecto, un área de la empresa o un sector económico en otro entorno es una tentación muy grande. Ahorra tiempo y esfuerzo (sobre todo pensar), pero también lleva en ocasiones a un error tan frustrante como perjudicial porque nos cuesta entender (o directamente nos negamos a hacerlo) que si el contexto es otro, las emociones que éste genera también pueden variar. Y eso puede ocasionar que los destinatarios de nuestros mensajes los entendiesen en aquel contexto y sean incapaces de comprenderlos en el actual, por muy similares que sean. Los ligeros matices marcan la diferencia, y ahí entra en juego la Comunicación, tanto la que damos como la que recibimos.