lunes, 2 de octubre de 2017

Rumores, veneno (casi) silencioso de la buena Comunicación . BASES DE LA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL

Todo lo que no se dice o se dice mal en tiempo o forma acaba en rumor. Esta máxima se cumple en todas las organizaciones o grupos de personas, y su origen está en la propia naturaleza humana. Necesitamos saber y entender lo que sucede. Nuestro cerebro no puede quedarse sin una explicación coherente y causal. Tiene que pensar o sentir que “eso pasa por esto”, y cubre con cualquier explicación la ausencia de datos o información. Así llega uno de los peligros más grandes para la Comunicación de una empresa: la generación de rumores.