lunes, 5 de octubre de 2015

Experimento de Sherif: Cómo nos influyen los demás, aunque pensemos que nuestra opinión no varía

Aunque tendemos a pensar que los equipos de trabajo están compuestos por trabajadores, en realidad, antes que nada están formados por personas. Esta obviedad tan simple suele olvidarse en muchas empresas. Los equipos no son más que conjuntos de individuos que se relacionan entre sí conformando un marco de actuación en el que desarrollan su actividad y que favorece, o no, aspectos clave para su productividad, como su creatividad, cohesión, innovación o motivación. Por ello, resulta muy interesante conocer el experimento que realizó Muzafer Sherif sobre cómo nos afectan las opiniones o juicios de los demás en un entorno grupal. Sus resultados, muy útiles en Comunicación y gestión de equipos, demuestran que, si bien todos nos sentimos muy seguros de nuestras ideas y nos consideramos personas con criterio propio, en realidad somos fácilmente influenciables y, lo que es peor, no nos damos cuenta.