lunes, 24 de junio de 2013

Tony Soprano: El liderazgo del Macho Alfa

Tony Soprano es un auténtico Macho Alfa que interactúa como tal en su entorno ‘laboral’. El análisis de su comportamiento como CEO, toma de decisiones, relaciones con sus subordinados, socios y clientes ha dado lugar a ensayos sobre liderazgo, además de infinidad de artículos y libros. Tony, uno de los personajes de ficción mejor construidos y evolucionados, sigue un modelo de liderazgo que puede analizarse en base a cuatro Principios que sigue él mismo y que recorro en una presentación utilizando citas del propio Tony, tan adecuadas para definir al personaje como lapidarias por su particular lenguaje.
El Macho Alfa y la empresa

El Macho Alfa de la manada ha sido durante siglos el eje sobre el que se han articulado muchas sociedades y organizaciones humanas. Algunas de sus características son:
  1. Genera atracción hacia su persona aunque aparente desdén hacia quienes le rodean.
  2. Defiende su posición y su grupo, buscando siempre incrementar su poder interno y externo.
  3. Es capaz de tomar decisiones y actuar sin ceder ante sus emociones.
  4. Aparenta indiferencia hacia el entorno lo que se ve como un signo de confianza en sí mismo.
  5. No le importa no gustar a los demás, no se disculpa ni explica sus acciones.
  6. Sólo se impresiona ante lo excepcional y desprecia los síntomas de debilidad de los demás
Este perfil sigue encontrándose en el mundo empresarial, y en el entorno de Tony se pueden identificar fácilmente paralelismos con la realidad de cualquier empresa. Obviamente transformando las particularidades delictivas de sus negocios y decisiones (en lugar de eliminar hablaríamos de despedir, etc):
  • Emergen aspirantes a ascender en la organización que buscan alianzas internas o generar que se rompan otras.
  • Surgen oportunidades de nuevos negocios en los que hay que definir estrategias.
  • Existen códigos internos sobre toma de decisiones, responsabilidades, reparto de beneficios...
  • Se interactúa con socios y clientes con los que se forman y rompen alianzas también de acuerdo a códigos establecidos que hay que respetar o asumir las consecuencias.
En definitiva, existe una cultura corporativa clara que hay que conocer y dominar.

Si hay que destacar algo es que la naturaleza de su ‘negocio’ genera un entorno laboral que puede definirse como altamente competitivo. No hay que olvidar que un error puede suponer incluso su eliminación.

Modelo de liderazgo de Tony Soprano

Tony Soprano vive entre dos universos, el familiar y el laboral, y sus esfuerzos para preservar al primero de problemas originados por el segundo le genera continuas tensiones.

Su infancia ha marcado muchos de los rasgos de su personalidad:
  1. Carácter: Su visión de la vida y de las relaciones está muy influenciada por su relación con su madre, Livia Soprano, debido al difícil carácter de ésta.
  2. Negocios: En lo ‘laboral’ su destino, actitud y ambición nace en lo que veía y percibía de las acciones de su padre y su tío. Con éste último mantiene una relación que alterna momentos en los que le pide consejo con otros en los que la tensión es del más alto nivel.

Con esos mimbres, Tony, como Macho Alfa, crea su modelo de liderazgo en el que podemos identificar cuatro Principios que cumple a la perfección:

Marcar el territorio
  • Cualquier ocasión es buena para dejar claro ante subordinados, socios o clientes quien manda y toma las decisiones.
  • Su territorio y todo lo que hay o sucede en él es suyo. Su gente solo lo gestiona para él.
  • Toma las decisiones para obtener respeto, no cariño.

Dominar el hábitat
  • Todo sector tiene sus normas no escritas sobre cómo funciona el negocio. Tony las conoce, respeta y hace que se respeten.
  • Lo importante es hacer dinero. Por muchos problemas que haya, las decisiones duras son las últimas, aunque si hay que tomarlas, las toma.
  • En un negocio no hay perdón. Todo tiene consecuencias y él está preparado para asumirlas.
Organizar su empresa
  • Los códigos internos de su organización (responsabilidades, flujo de decisión, negocios que interesan...) están claros.
  • Su empresa es una Familia. Todos a una en todo.
  • Aunque en ocasiones dude por las consecuencias que se pueden generar, al final, la decisión de Tony acaba siguiendo las normas.     
Asumir el precio
  • Todo tiene un coste y  Tony asume que el suyo, por su modelo de liderazgo, es estar solo en la cumbre.
  • Tony sabe que en ocasiones debe tomar decisiones duras que le marcarán profundamente pero que son necesarias cuando una persona o situación supone una amenaza para su liderazgo u organización.
  • Por muchos que argumentos y excusas que pone para explicar sus actuaciones, en el fondo de sí mismo sabe cómo es él de verdad y debe vivir con ello.
En resumen, un personaje carismático y fascinante y un modelo, el Macho Alfa, más habitual de lo que puede parecer en el mundo empresarial. Un modelo que hay que conocer, si no para imitar, sí al menos para saber cómo moverse en su entorno.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada