lunes, 3 de junio de 2013

‘Ataque a la Casa Blanca, Obama herido’ o cómo nos rodean informaciones falsas

En una empresa se toman decisiones cada minuto y para tomarlas se precisa la información más inmediata, labor que depende en gran medida del departamento de Comunicación. Esa rapidez y necesidad puede llevar a olvidar que fluye igual de rápido la información veraz que la errónea y que la curación de contenidos se ha convertido en algo esencial. Estos son tres ejemplos recientes del potencial viral de Internet para modificar los comportamientos de todo el planeta, incluso con informaciones erróneas o directamente falsas:
  • Ataque a la Casa Blanca, Obama herido.
  • Sandy Island, la isla que sólo existe en los mapas.
  • La economía mundial y un fallo en un documento excel.

Ataque a la Casa Blanca, Obama herido

El pasado 23 de abril, la cuenta de la agencia de noticias AP fue hackeada y los piratas informáticos publicaron el siguiente tweet:

Explosiones en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama herido... En los escasos minutos en los que estuvo publicado en el Timeline, fue retuiteado casi... ¡5.000 veces!

mientras eso sucedía en Twitter, esto es lo que pasó en Wall Street:


Un desplome de 150 puntos. Se recuperó en cuanto se conoció que era falso, pero seguro que para más de uno tuvo consecuencias graves.

El caso adquirió tal relevancia que Twitter se ha puesto a trabajar creando sistemas de seguridad para tratar de ponérselo más difícil a los hackers. 

Sandy Island, la isla que sólo existe en los mapas

Desde el siglo XIX, varios mapas náuticos incluyen la localización de la isla Sandy en Nueva Caledonia. De hecho, muchos navegantes recogieron en cuadernos de bitácora y otras publicaciones navales su existencia. Incluso Google Maps mostraba su ubicación, como puede verse en esta imagen.


Y digo mostraba porque a finales del pasado año una expedición demostró definitivamente que en esas coordenadas no había ninguna isla y era imposible que hubiera existido ya que el suelo marino en esa zona tiene una profundidad de 1.300 metros.

Sandy está desapareciendo poco a poco de las cartas de navegación y de Google, pero la duda queda ahí para quienes surcan los mares... ¿habrá más Sandys?

La economía mundial y un fallo en un documento excel

En abril de este año salió a la luz que un estudiante de un doctorado de economía había descubierto que un estudio de dos profesores de Harvard tenía errores. Resulta que se habían equivocado al programar una tabla de excel a partir de cuyos resultados realizaban su argumentación.

El tema adquiría mayor relevancia aún ya que las conclusiones de dicho estudio son las que han marcado la política económica de algunos países para tratar de salir de la crisis.

¿Fuentes fiables?

Es decir, tres de los focos de información más utilizados para documentarse no son infalibles:
  • Agencias de noticias.
  • Google.
  • Trabajos de prestigiosos profesores universitarios.
Todos ellos fueron el canal o el origen de informaciones erróneas. Informaciones en las que se basaron (durante minutos o varios años según cada caso) las firmas financieras más importantes del mundo, varios gobiernos y, en general, cualquiera que quisiera documentarse sobre esos temas.

Y eso sin tener en cuenta los medios, blogs, usuarios particulares, etc, que se dedican a lanzar informaciones falsas bajo el paraguas del término ‘bromas’. Los casos más conocidos son los ‘muertos’ de Twitter, donde cada cierto tiempo se convierte en trending topic el fallecimiento de algún personaje conocido que en realidad goza de buena salud.

Si no se está atento y se realiza una adecuada curación de contenidos se puede llegar a la situación de tener que dar una explicación como ésta, que por otra parte muestra profesionalidad:


Curación de contenidos

Por todo ello, al gestionar la comunicación de una empresa conviene recordar:
  1. La necesidad de comprobar las fuentes es hoy mayor que nunca.
  2. Hay que contrastar la información por muy fiable que parezca.
  3. Todos fallamos. Por mucho que queramos que exista alguien o algo infalible, el error puede estar en cualquier sitio, y si llega a Internet, permanece. 
  4. Nada queda enterrado permanentemente. Internet acumula todas las informaciones, y si seleccionas la no adecuada puedes tomar una decisión en base a una información obsoleta.
  5. Es vital monitorizar en todo momento las informaciones que surgen sobre nuestra marca. La viralidad de redes como Twitter puede convertir un rumor no contrastado en trending Topic en cuestión de minutos.
  6. Una mentira puede acabar convertida en un problema de reputación que será mayor cuanto más se tarde en detectar y desmentir correctamente.
  7. Hay que controlar cualquier posible información falsa de nuestra empresa ya que quedará en la red y puede adquirir notoriedad cada cierto tiempo.
  8. Del mismo modo, nosotros tampoco somos infalibles. Hay que tener mucho cuidado con lo que colgamos en Internet relacionado con nuestra marca o empresa ya que, aunque rectifiquemos, puede quedarse ahí y resurgir en forma de recuerdo periódico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario